Medicina en Altura

medicina altura

El Congreso Internacional de Medicina de Altura, el primero que se realizó sobre esta disciplina, tuvo por finalidad formar una red de investigadores en esta temática -y que abarca no sólo al Perú, sino otros países de la región - y al mismo tiempo, delinear políticas de estado sobre este tema.


El evento, que se desarrolló en la sede de la Universidad Nacional del Altiplano, y contó con la asistencia de nuestro destacado docente e investigador, el Dr. Ricardo Fujita, Encargado del Centro de Genética y Biología Molecular de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad San Martin de Porres.  


La jornada fue organizada por el Comité de Educación Continua del Colegio Médico, y convocó a destacados profesionales que trabajan en las zonas de altura del Perú, desde Cajamarca, Puno, Junín, Huancavelica, y también a especialistas de España, Bolivia, Ecuador, y Argentina.

Cuidados especiales

El mal de altura se produce sobre los 2500 m.s.n.m., provoca una baja de concentración de todos los gases, especialmente de oxígeno, denominada hipoxia, y genera efectos en todos los seres vivos. Recientemente se han comenzado a estudiar los factores genéticos de las personas, que influyen en un rango de respuestas, que va desde una buena adaptación hasta una reacción fatal.
“Durante el Congreso se han descrito, además, muchos cuadros de hipoxia o hipertensión pulmonar, edemas cerebrales o pulmonares, problemas de crecimiento fetal, y se han mencionado otros problemas que necesitan ser observados de manera diferente, como las enfermedades cardiovasculares, gestacionales, metabólicas, neurológicas, administración de fármacos y anestesia, etc”, comentó Fujita.

El especialista afirmó que en el tratamiento en altura, hay que tener cuidado con los tipos de operaciones quirúrgicas, e incluso la ventilación. “La gente que vive en altura necesita tratamiento médico especial, que no es el que se encuentra en los libros”, señala.

 Investigación y políticas públicas

Uno de los objetivos del congreso fue formar un grupo de investigadores y esta jornada fue un primer paso, ya que los expositores pudieron conocerse, intercambiar conocimientos y experiencias, interactuar, y abordar problemas como el mal de chagas, la bartonella, la exposición a la radiación solar ultravioleta, que es más fuerte en la altura por los rayos solares, y que afectan a poblaciones alejadas y poco atendidas.
Fujita destacó que se realizará un segundo congreso en Bolivia con la misma temática, para continuar el trabajo, y que los profesionales que vayan allí tengan esta especialidad,  conozcan el idioma, para conocer el estado del paciente.


Otro de los aspectos importantes de esta actividad fue “La Declaración de Puno”, donde se exhorta a los participantes sobre los problemas de vivir y trabajar en altura, y se esbozan ciertos lineamientos sobre este tópico.

Mal de altura en el llano

En su disertación, Fujita reveló que se han presentado casos de personas afectadas que viven en zonas bajas, pero curiosamente también de un porcentaje (10-15%) de  poblaciones nativas: con algunas variantes de genes que predisponen al soroche (agudo) y al Mal de Monge (Crónico de Altura). Los estudios señalan que otros pueblos que viven en altitud, como el Tibet y el Macizo Etíope, y que no están relacionados genéticamente con los andinos, se han adaptado mejor, probablemente debido al mayor tiempo de colonización de las alturas.


Para el investigador, “el Perú constituye un laboratorio natural para los estudios de altura e hipoxia, que también están relacionados con procesos de inflamación, infecciones, cáncer, etc. Los estudios fisiológicos en altura son tradicionales, y es de esperar que en un futuro próximo, nuestra universidad pueda contribuir en ese aspecto”.

La Molina, setiembre de 2015.

Descargar Brochurepdf

ÁREA DE DIFUSIÓN
Oficina de Extensión y Proyección Universitaria.
Facultad de Medicina Humana - USMP.

Inmunogenética contra la Tuberculosis

tbc

La tuberculosis es una enfermedad que afecta a miles de personas en el mundo, y en nuestro país, principalmente, a pobladores de las zonas hacinadas de nuestra capital. El proyecto de Inmunogenética contra la Tuberculosis -dirigido por el Dr. Ricardo Fujita, Encargado del Centro de Genética y Biología Molecular de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad San Martin de Porres- es un estudio financiado por FONDECYT, que pertenece a CONCYTEC, y tiene por objeto estudiar los casos de pacientes que tienen una mala respuesta a los medicamentos antituberculosos.


El problema se presenta cuando el enfermo no reacciona favorablemente ante un tratamiento antituberculoso, y le genera injuria hepática (daño al hígado). La causa se encuentra al interior de nuestros genes, y a ciertas personas les crea un cuadro peor que la enfermedad, que muchas ocasiones puede ser fatal.

Fármaco-genómica al servicio de la salud pública

La investigación está basada en la fármaco genómica, que consiste en el estudio de varios genes relacionados con el metabolismo de los fármacos, y que por primera vez se realiza en el Perú.

En este caso -añadió Fujita- se trabaja con cortes (grupos) de 100 personas, y se busca distinguir a los pacientes que no han tenido problemas, y otro al que los remedios le han afectado el hígado. La hipótesis es que a este segundo grupo les genera un efecto tóxico, porque probablemente no metaboliza bien los fármacos. Estos problemas hepáticos también pueden responder, en menor medida, a mala alimentación, medio ambiente y otros factores.  

El estudio busca identificar a los genes que están asociados al metabolismo de fármacos, y aquellos se relacionan con daños de tejidos, en especial con el del hígado, el más afectado que otros órganos, por ser el gran filtro del organismo.
“Este estudio se inscribe en la política del laboratorio de Genética y Biología Molecular de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad San Martin de Porres, de desarrollar proyectos dirigidos a resolver problemas de poblaciones peruanas, en este caso de nuestra capital, en temas de salud pública” enfatizó el docente. 

Tratamiento alternativo y salud preventiva

El investigador afirmó que se eligió la TBC, por la incidencia que tiene en el país, y sorprendentemente, en las zonas tugurizadas de la capital, donde se presentan el mayor número de casos, debido a que en las zonas rurales de la sierra y selva, las viviendas están alejadas unas de otras, y las posibilidades de contagio son menores.

“Se realizan análisis a diez personas, y se detectan dos que con el tratamiento primario van a tener problemas, entonces se busca un tratamiento alternativo para esas dos. Es un examen previo, que constituye salud preventiva”, finalizó.

La Molina, setiembre de 2015.

Descargar Brochurepdf

ÁREA DE DIFUSIÓN
Oficina de Extensión y Proyección Universitaria.
Facultad de Medicina Humana - USMP.

Contáctenos

Si desea obtener más información, llame al teléfono o escríbanos:

  • Teléfonos: 365-0483, 365-2300, 365-3640 Anexos: 139-178

Av. Alameda del Corregidor 1531, La Molina, Lima 12 - Perú

Conéctese con nosotros

Estamos en Facebook. Síganos.